El valor del trabajo bien hecho

By 19/08/2014Blog

A veces no sabemos que le pasa a la moto, y en realidad somos pocos los que nos metemos debajo de la moto a ver que tiene y como se ve desde ese punto de vista. No sabemos que se le hace a la moto cuando la entran al taller, no nos fijamos en mantenimientos preventivos y nos limitamos a corregir problemas que salen en el camino… Pero por que vale tanto una revisión en el taller?

En noviembre pasado comencé un proceso de investigación de este tema, no por que considere que es caro o barato, si no por querer saber que es lo que le pasa a la moto cuando la desmantelan en el taller. Entonces me llevé mi moto al taller, con mi juego de herramientas y ropa que se pudiera engrasar. Mi tarea sería bajarle las 4 suspensiones y hacerles el mantenimiento preventivo, a la delantera cambiarle piezas que generan un traqueteo a todas las motos que conozco, bajarle el carburador y limpiarlo y cambiarle el aceite. Un trabajo que para los mecánicos sería rutinario para mi sería un aprendizaje.

Lo primero fue bajarle carenajes y plásticos, algo que regularmente hacia para lavarla bien, bajar las llantas y desbaratar la caja del filtro de aire. Hasta ahí muy bien, pero luego comienzan a salir las trampas de la moto, algunas abrazaderas que están escondidas para poder quitar el bloque de carburadores y poner un papel que cubra el ingreso a los cilindros y que no les caiga polvo que raye las camisas. Hasta ahí digamos que todo se puede hacer solo, al fin y al cabo es desbaratar algo.

Ahora, bajar las tijeras delanteras es otro cuento…. Ahí ya no se trata de saber, es una malicia para no dañar las piezas que honestamente no creo que se logre si no con años de trabajo y estudiarse los manuales de servicio. Entonces para bajar una trasmisión me demoré un día y aun no había hecho nada de mantenimiento, solo estaba desarmando…

Una vez que pude terminar de bajarlo todo, comencé a engrasar piezas, a limpiar bien y sacarle una pasta bastante gruesa de grasa mezclada con pantano y tierra. Luego desarmar el tren trasero (que fue mucho más fácil que el delantero) y repetir el mismo proceso de limpieza y engrase.

Al final, mis conclusiones son las siguientes: Hay que saber para poder enfrentarse a un trabajo tan simple de mecánica como la alistada de una moto, en esta semana pasada, preparando las motos para el Rally de la Orinoquía nos hemos encontrado con cualquier cantidad de arreglos de última hora, y el CONOCIMIENTO VALE, y vale bastante.

Hay un correo rondando por Internet en que un técnico cobra US$1000 por el arreglo de una máquina apretando un tornillo, el dueño de la maquina pide explicaciones y la factura llega así:

Apretada de un tornillo US$1
Saber cual tornillo apretar US$999

Lo que digo es que debemos apreciar el trabajo bien hecho y una buena mecánica vale, al menos para estar tranquilos que la moto nos funcionará en la trocha cuando estemos perdidos en el medio de la nada y no sepamos como limpiar el filtro de aire.

Para evitar problemas mira nuestra GUÍA DE CUIDADOS

Leave a Reply