Escoger el camino correcto

By 19/08/2014Blog

Hay cosas que definitivamente no nos hacen mejores pilotos, pero si pueden hacernos tener menos sustos con la moto. No importa si es una moto de Alta Cilindrada, un ATV, UTV, moto de Enduro o una moto de baja… todas pueden hacer extraños en terrenos mojados, pantano, pintura en el piso… y para ser honestos, tirados en el piso todos nos vemos igualitos sin importar la moto de la que nos caímos.

La diferencia la hacen varias cosas, primero, y aunque sea cansón al respecto, LA SEGURIDAD Y LOS ACCESORIOS… creo que podemos escatimar costos en muchas cosas, pero jamás debemos escatimar en productos de seguridad: Un buen casco (no tiene que valer un millón de pesos), unas rodilleras y ojala que sean Braces (con varillas), buenos guantes (a que más de uno tiene las manos peladas)… en fin, la seguridad es muy importante pero no es lo único.

HAY QUE SABER ESCOGER EL TRAZADO… En la calle tratamos siempre de evitar las rayas pintadas en el piso (incluso cuando están secas son engañosas), evitamos huecos, saltos etc. En la trocha tratamos de seleccionar un buen camino que la moto pase más fácilmente (intentamos aunque fallamos a veces).

Escoger el trazado no es solo esto, en las curvas debemos saber el ángulo en que entramos y en el que saldremos de ella, la velocidad, que tanto inclinamos la moto, que freno pisamos… en realidad estas cosas creo que todos las cogemos con instinto y una serie de sustos o incluso caídas. Los corredores le dicen a esto el APEX… en realidad cuando van a correr un circuito recorren muy bien la pista para ver los puntos de referencia del frenado y las entradas a las curvas. Nosotros nos aprendemos las curvas de tanto recorrerlas, o si no pregúntenle a cualquiera de los que suben palmas los jueves.

En la trocha, es un poco más complejo. Digamos que resumimos las trochas en dos tipos, uno de pantano y otro destapado. En el destapado usualmente vamos más rápido y según la moto los huecos nos sorprenden e incluso nos tumban, las curvas nos comen y salimos por encima del manubrio como papelitos en un partido de fútbol. Todo esto se puede evitar… tenemos que mirar unos metros adelante, preveer el camino, suponer que reacción tendrá la moto cuando lleguemos y tratar de evitar los movimientos bruscos sobre todo en las curvas.

En pantano se enreda un poco más la vuelta, escoger un buen camino puede ser la diferencia entre una pegada o pasar derecho… cuando voy abriendo el recorrido, muchas veces me detengo a pensar y a mirar, me bajo de la moto a mirar mejor, a tocar el terreno… y aun así me equivoco y veo como los demás pasan sin problemas por el lado que decidí no tomar… En el pantano es importante tener en cuanta nuestras llantas, nuestra habilidad como pilotos, la inclinación del terreno, la potencia de la moto. Pero de nuevo, NUNCA MANEJEMOS SOBRE NUESTRO NIVEL, es preferible decir que no soy capaz de subirme por ahí a tener que sacar a alguien aporreado de la mitad de la nada.

La mejor escuela es montar con gente que nos enseñe, con calma y siempre planeando la mejor opción.

Leave a Reply